efecto pseudo zángano

La Varroa proviene de la abeja asiática Apis cerana, que también construye celdillas pequeñas, y allí también los ácaros siempre han preferido la cría de los zánganos. Cuando llegó la varroa al Continente Europeo, se introdujo en nuestras colmenas en donde nuestras abejas se han hecho artificialmente más grandes, confundiendo así el ácaro, la cría de obrera con cría de zángano. Dee Lusby llama a esto el efecto pseudo-zángano.

Así que en verano la cría de los zánganos se hace cargo de los ácaros y en otoño y en primavera, cuando no hay zánganos, las abejas tienen más tiempo y empiezan a limpiar las celdillas con pupas de obreras infectadas de ácaros, puesto que éstos al no haber cría de zánganos y por conservar la especie, se ven en la situación de entrar a las celdillas que contienen cría de obrera (me refiero sólo a la apicultura de celdillas pequeñas; con abejas de celdillas grandes es diferente). A continuación cuando las celdillas operculadas de cría de obrera, en la que se encuentran los ácaros varroa; son detectados hábilmente por las obreras limpiadoras (esto suele ocurrir cuando la larva tiene ojos de color violeta, que es en fase bastante avanzada y que Nosotros la llamamos “cría calva”) quienes abren estas celdillas para sacar la varroa y comérsela o expulsarla fuera de la colmena.
Esto es el comportamiento higiénico o VHS.

En la foto se ven ya algunas celdillas limpias, algunas dónde los ácaros estaban en la cabeza de la larva y algunas en las que comienzan a comerse las larvas para llegar a los ácaros.

Si vemos algo semejante en nuestras colmenas, podemos considerarnos afortunados. 

VSH

Dee Lusby (traducido del inglés):

Si, pienso ciertamente, con la mayoría de las láminas estampadas artificialmente agrandadas que hay hoy en el mercado, más cercano al tamaño de celdilla natural del zángano, que el tamaño natural de la obrera, se ha creado un efecto, en que los ácaros parásitos ahora perciben a las obreras como otra fuente del alimento. Esto no es así en la naturaleza.

En naturaleza, la reproducción de ácaros en la A. cerana está limitada principalmente por el número, generalmente muy pequeño de las celdillas del zángano producidas por ellas; y también por muy pocos ácaros femeninos que se desarrollan en larvas de obrera.

Se reproducen solamente en la periferia de la zona de cría donde están más frescas las larvas y así que tienen un período del desarrollo suficiente para que algunos ácaros pueda alcanzar madurez en ellas.

——

Nos hemos enterado a través de la lectura, que los rodillos de estampadoras  se crearon en muchas medidas a lo largo de los años, hasta llegar a 3-1/2 celdas por pulgada (7,2mm).

ESTO ES EL MOTIVO DONDE NUESTRA INDUSTRÍA ENTRÓ EN UN PROBLEMA GRANDE.
TAMAÑOS DE CELDILLAS Y COMO MEDIRLAS.

Muchos apicultores generalmente están de acuerdo  que 5 celdas por pulgada es la medida para las abejas obreras y 4 celdas por pulgada es la medida de los zánganos en enjambres silvestres.

Pero los tamaños domésticos en que nuestras abejas pararon son bastante diferentes y crearon  bastantes estragos, por los panales artificiales que se agrandaron. El estrés sobre nuestras abejas, provocado por estar fuera del balance con la flora natural, ha abierto la Caja de Pandora  a enfermedades de nuestras abejas, la Loque, la cria yesificada y las infecciones virales.

Siendo tan grandes nuestras abejas domésticas (tamaño similar al de los zánganos en la apis cerana y abejas africanizadas), se les pegaron infestaciones de ácaros parasitarios a lo que son ahora nuestros pseudos zánganos, mejor dicho, las abejas obreras. Por este sentido están percibidas como una fuente nueva de alimento para ambos parásitos como Varroa y ácaros traqueales.

Con todo este daño que se ha producido, no podemos encontrar enseñanzas en toda la historia del uso de la cera estampada en los diferentes paises, para que nuestros apicultores pudieran formar decisiones sobre su uso correcto.

einer unserer besten Stöcke

Varios tamaños de celdillas (706, 711, el estándar, zánganos, etc.) han sido originalmente diseñados con significados especiales, que hoy en día se han olvidado en el mundo moderno. Ninguna persona o empresa puede ser culpada en Estados Unidos o en cualquier otra parte del mundo, de agrandar artificialmente las abejas, tan grande que causa enfermedades y problemas parasitarios de ácaros, que afectan sobre 135 naciones a nivel catastrófico, colocándoles en una situación fuera de consonancia con la naturaleza real.

No se ocultó nada de este facto, sino todo ha sido escrito y publicado abiertamente. Lo único que ocurrió era una suposición artificial y un sistema doméstico artificial de apicultura que ha predominado lo que ocurre naturalmente en la naturaleza. Y esto se ha enseñado.

Todo eso empezó con una simple idea, en la que todos querían participar, en especial los científicos y los fabricantes de cera estampada. Ahora como esto pasó por cada siguiente generación (representando 20 años de cada nueva generación), la crecida  desigualdad  de  tamaños entre las colmenas silvestres y las domésticas, nos dicta que el eslogan “más grande-es-mejor” tiene que ser corregido y sus bases tienen que ser descubiertas  y enseñadas, si la apicultura como nosotros la conocemos quiere continuar.

 En Bélgica, el Prof. Baudoux, midió las obreras en el rango de  5mm entre  5.17mm y 5.35mm por la celda. (Las celdas normales de zánganos las colocó en 5.5mm al lado de 5mm para celdilla de obrera). Incluso encontró que las 5.5mm celdillas de zángano, al lado de 5mm de obrera, contienen el doble de volumen de comida y así confirmó los resultados de Mullenhof. Y si nos imaginamos que hoy día tenemos cera estampada de hasta 5,7mm en el mercado, no resulta muy difícil imaginarse que su uso por los apicultores no sea desastroso, por una atracción de los ácaros causado por un efecto – pseudo sobre nuestras obreras que son percibidos como una nueva fuente de alimentación, justo como los zánganos.

Sin embargo, mira la cantidad de cera estampada en el mercado actual que es del tamaño de 5.44mm (cerca del tamaño de los zánganos de 5,5 Mm. medido por Baudoux).

¿No sería esto también peligroso para la atracción de ácaros parásitos, causando un efecto – pseudo, que los ácaros confunden las obreras con los zánganos? 

¿Qué tan grande entonces, es demasiado grande?

Yo diría que es demasiado grande, cuando una colonia de abejas comienza a ser afligida, lo que conduce al estrés y luego a la enfermedad, que luego el apicultor puede darse cuenta que algo va mal en la colmena.